Plan General de Desarrollo Institucional 2018-2022

Dr. Benjamín Barajas Sánchez

Director General

Teléfonos:

5622 0012
5622 0022

Correo electrónico:

bbarajas45@cch.unam.mx

Proyecto de Trabajo 2020-2021

El Proyecto de Trabajo 2020-2021 retoma el Plan de Desarrollo Institucional 2019-2023 del doctor Enrique Luis Graue Wiechers, rector de la unam; el Plan General de Desarrollo de la Escuela Nacional Colegio de Ciencias y Humanidades 2018-2022 y los proyectos de trabajo de los cinco planteles del Colegio.

Los resultados obtenidos en dos años de gestión nos permiten reforzar las acciones realizadas y sumar otras nuevas, para afianzar el desarrollo educativo del Colegio, en medio de una crisis nacional y global, derivada de la pandemia ocasionada por el Covid-19; la cual nos ha obligado a encauzar las tareas de docencia y aprendizaje en línea. Situación que, sin duda, ha sido un reto para las y los integrantes de la comunidad universitaria.

En este contexto, se han tenido que redoblar los esfuerzos para mejorar el aprendizaje de los alumnos, con el apoyo de las herramientas y recursos digitales, de igual manera fue necesario impulsar cursos de formación para los profesores, con el propósito de capacitarlos en el uso de las nuevas tecnologías aplicadas a la enseñanza en línea. Asimismo, para ofrecer el respaldo institucional a las actividades a distancia, se han abierto aulas virtuales y se han creado repositorios de materiales didácticos sobre las asignaturas de nuestro Plan de estudios.

Las acciones emergentes realizadas con anterioridad continuarán desarrollándose a lo largo del ciclo 2020-2021 hasta que regresemos a las labores presenciales, cuando las autoridades sanitarias así lo determinen. Por ahora, el presente proyecto se ha adecuado a los requerimientos de los alumnos y los profesores, para lograr un mejor desempeño en las actividades virtuales.

De esta manera, en el ciclo 2020-2021, nos proponemos continuar la formación y actualización de los profesores en línea, con base en el conocimiento y aplicación de las nuevas tecnologías a la enseñanza; concluir la etapa de aplicación, seguimiento y evaluación de los programas de estudio actualizados y publicar los resultados obtenidos; avanzar en el diseño de las asignaturas curriculares en línea y seguir con el programa de estabilización de la planta docente, en el marco de las restricciones administrativas originadas por la pandemia.

Respecto al aprendizaje de los estudiantes, se reforzarán los cursos ordinarios con los recursos antes descritos y también se recurrirá a los programas de apoyo en la modalidad a distancia, como son el Programa Institucional de Tutorías (pit), el Programa Institucional de Asesorías (pia), el Programa de Asesoría en Línea (pal), el Recursamiento Inmediato (ri) y el Programa de Apoyo al Egreso (pae). Desde luego, la conectividad y el acceso a equipos de cómputo son problemas que los jóvenes padecen y les impiden acceder a los cursos ordinarios; por ello, la Universidad les ofrecerá el servicio en los centros de acceso a cómputo ya habilitados para tal fin en algunas facultades, y esperamos que muy pronto podamos ofrecer este apoyo en los cinco planteles.

El confinamiento que nos ha impuesto la pandemia también nos ha obligado a llevar a cabo las actividades de extensión académica, cultural y recreativa a distancia. Los departamentos de Psicopedagogía, Comunicación, Difusión Cultural, Divulgación de la Ciencia y Educación Física pondrán en marcha sus programas en línea, para contribuir a la formación integral de nuestros jóvenes.

El trabajo académico y administrativo proseguirá igualmente a distancia, pues los Cuerpos Colegiados: Comisiones Locales de Seguridad, Consejos Internos, Consejos Académicos y Consejo Técnico han sesionado vía Zoom. Asimismo, los seminarios institucionales, adscritos a la Secretaría Académica de la Dirección General, continúan trabajando y concluirán el seguimiento a la aplicación de los programas de estudio actualizados en el ciclo 2020-2021.

Las obras de mantenimiento y dotación de conectividad tampoco se han detenido, pues ha sido necesario reparar los espacios que fueron afectados durante las tomas de los planteles. En este rubro, se ha hecho un enorme esfuerzo, con el apoyo de todas las instancias universitarias, para reparar los daños y contar con instalaciones apropiadas para cuando regresemos a las actividades presenciales.

La situación actual se ha convertido en un reto para todas y todos, ya que debemos avanzar con los compromisos de docencia, investigación y difusión de la cultura en situaciones adversas. Nuestra prioridad es mantener la salud y la vida y, en un segundo plano, seguir con el proyecto educativo del Colegio.

Agradecemos a las autoridades centrales de la Universidad, encabezadas por el doctor Enrique Luis Graue Wiechers, al Consejo Técnico del Colegio, a la Junta de Directores y a los cuerpos colegiados por todo su apoyo, empeño y dedicación. Un reconocimiento especial deben recibir las maestras y los maestros, las alumnas y los alumnos porque gracias a ellos el Colegio sigue cumpliendo con sus tareas sustantivas.

 

DR. BENJAMÍN BARAJAS SÁNCHEZ
Ciudad de México, noviembre de 2020.

Informe de Trabajo 2019-2020

El informe del ciclo 2019-2020 representa la suma de esfuerzos de la comunidad del Colegio de Ciencias y Humanidades, integrada por alumnas y alumnos, docentes y cuerpos directivos, quienes se han comprometido, a fondo, para llevar a cabo las funciones sustantivas de docencia, investigación, extensión académica, cultural y recreativa que competen a nuestra entidad.

Desde luego, el Colegio no se puede concebir de una manera aislada sino articulado con las instancias centrales universitarias, de las cuales recibe en todo momento orientación y guía para desarrollar su proyecto educativo, centrado en las tareas de docencia y aprendizaje de los estudiantes. En este sentido, agradecemos al señor Rector, Enrique Luis Graue Wiechers, al Secretario General, doctor Leonardo Lomelí Vanegas, y a todos los miembros del staff, por su invaluable apoyo en estos momentos tan difíciles, debidos a la pandemia.

De igual manera, debemos reconocer el esfuerzo de la directora y directores: licenciada Maricela González Delgado, doctor Javier Consuelo Hernández, maestro Keshava Quintanar Cano, licenciado Víctor Efraín Peralta Terrazas y maestro Luis Aguilar Almazán; a ellos y a sus colaboradores reconocemos el enorme esfuerzo que ha significado conducir los planteles en situaciones complejas, pero con muy buenos resultados, lo cual demuestra su capacidad y compromiso con el Colegio.

De la misma forma, los cuerpos colegiados universitarios se han convertido en el punto de equilibrio, de la estabilidad y del avance de los proyectos académicos. Por eso agradecemos al Consejo Universitario, al Consejo Técnico del Colegio; a los consejos Internos, Académicos, Comisiones Dictaminadoras y Comisiones Locales de Seguridad. Todos ellos han sabido ponderar y tomar los mejores acuerdos por el bien de la comunidad y, gracias a sus decisiones, podemos afirmar que el cch y la Universidad no se han detenido en los tiempos del Covid-19.

En el informe que hoy ponemos a la consideración de la comunidad del Colegio destacan varios indicadores que deseamos compartir. En el rubro del apoyo a los alumnos, se logró una cobertura de 58,533 becas, lo cual representa una cifra histórica, comparada con los ciclos anteriores. Asimismo, continuaron los programas Institucional de Tutoría (pit), Institucional de Asesoría (pia), Asesoría en Línea (pal) y Recursamiento Inmediato (ri), que ofrecieron un importante apoyo a los jóvenes, sobre todo, a partir de que se establecieron las clases en línea; a este primer esfuerzo se sumó el Programa de Apoyo al Egreso (pae) y los exámenes extraordinarios. Del mismo modo, al finalizar el semestre 2020-2, se creó el Programa Emergente de Recuperación de los Cursos Ordinarios (pero), el cual atendió a los alumnos que, por diversos motivos, no habían podido acceder a las clases en línea; con toda esta suma de esfuerzos combinados, la generación 2018 alcanzó una eficiencia terminal de 73%.

La formación de profesores en esta ocasión fue intensa, pues se impartieron 810 cursos, con la acreditación de 13,279 profesores1, lo cual demuestra que los docentes tuvieron interés por las temáticas de varias materias o disciplinas a las cuales se inscribieron, especialmente a las relacionadas con el conocimiento y uso de las nuevas tecnologías. También se ofrecieron seis diplomados, cuatro en el Centro de Formación Continua y dos en colaboración con la Coordinación de Difusión Cultural de la UNAM.

Continuaron en este ciclo las tareas de seguimiento a la aplicación de los programas de estudio actualizados, para lo cual se crearon 18 seminarios institucionales, con la participación de 186 profesores. De igual manera, se impulsó la estabilidad docente, con la creación de 297 plazas de carrera de medio tiempo y la aprobación, por el Consejo Técnico, de 194 concursos de plazas de carrera y 69 de asignatura.

Asimismo, en la difusión de la cultura, se realizaron 174 eventos, con la participación de 26,000 personas, y en la divulgación de la ciencia se llevaron a cabo 43 conferencias, con una cobertura, vía internet, de más de 90,000 personas. A lo anterior hay que sumar el programa editorial del Colegio, que suma más de 10 revistas, cinco colecciones y más de 30 títulos editados.

La presencia del Colegio ha sido muy amplia en las redes sociales, gracias al trabajo realizado por la Secretaría de Comunicación en este ámbito, como lo demuestran los indicadores de interacción en Twitter, Facebook, Instagram y las visitas a nuestras diversas publicaciones en línea. Esta tendencia ha favorecido la difusión de los programas académicos de los planteles y la Dirección General.

Respecto a la conectividad y al uso de las nuevas tecnologías, se han creado diversas páginas web para alojar repertorios de materiales digitales y estrategias en línea. También se ha avanzado en la creación de centros de acceso a internet y equipos de cómputo en los planteles, en el marco del programa PC Puma, y se espera que, mediante un convenio con Telmex, se pueda aumentar la capacidad de la red.

En este ciclo, también se creó y se puso en operación el Programa Integral de Seguridad, y se han desarrollado todas las tareas para reparar y mantener las instalaciones dañadas por los paros que nos afectaron durante el semestre 2020-2.

Pese a todos los inconvenientes, el Colegio puede ofrecer buenos resultados por lo que, una vez más, destacamos el trabajo y compromiso de la comunidad del cch. ¡Muchas gracias a todas y todos!

 

DR. BENJAMÍN BARAJAS SÁNCHEZ
Ciudad de México, noviembre de 2020.

Proyecto de Trabajo 2019-2020

El Proyecto de Trabajo, para el ciclo 2019-2020, se enmarca en el Plan de Desarrollo Institucional 2015-2019 del doctor Enrique Luis Graue Wiechers, rector de la UNAM y en el Plan General de Desarrollo Institucional de la Escuela Nacional Colegio de Ciencias y Humanidades 2018-2022 y en los proyectos de trabajo de los cinco planteles del Colegio.

A un año de gestión de la presente administración, se han acumulado experiencias que nos ayudarán a realizar acciones más precisas, las cuales nos permitirán cumplir con mayor eficacia las funciones sustantivas que nos ha encomendado la Universidad, tales como la docencia, la investigación y la difusión de la cultura.

En este sentido, los esfuerzos de la institución estarán concentrados en mejorar la calidad de los aprendizajes, las tareas de docencia y la formación integral de los alumnos, mediante una serie de actividades relacionadas con la extensión académica y cultural.

Asimismo, será una labor prioritaria el impulso a la formación de los profesores y la procuración de su estabilidad laboral, a través de una serie de acciones académicas y administrativas que mejoren los procesos de contratación, evaluación y promoción de los docentes.

También se continuará con el mejoramiento del ambiente de trabajo en los planteles, mediante la aplicación de los programas de seguridad, protección civil y los protocolos correspondientes. En estas tareas, será muy relevante la participación de los órganos colegiados como el Consejo Técnico, los Consejos Internos y las Comisiones Locales de Seguridad, con quienes se establecerá la coordinación correspondiente.

El mantenimiento de las instalaciones, el mejoramiento de los servicios y la dotación de materiales y equipos para el desarrollo de las actividades en las aulas, laboratorios y salas de usos múltiples, también será realizado con oportunidad y según los recursos disponibles; pues la docencia de calidad demanda el apoyo de la gestión administrativa, que debe estar a su servicio, al igual que el uso de las nuevas tecnologías para consolidar el liderazgo del Colegio, en el ámbito de la Educación Media Superior.

Por último, se debe reconocer que la buena marcha de este proyecto sólo será posible con la suma de esfuerzos de la comunidad del Colegio, integrada por alumnos, profesores y trabajadores, y del mismo modo requerirá del enorme esfuerzo que día con día realizan los cuerpos directivos de los planteles, pues gracias a ellos se puede atender con dedicación y verdadera mística de servicio a un promedio de 60 mil alumnos.

Finalmente, no se debe olvidar que este magno esfuerzo no sería posible, ni pensable, sin el apoyo de las autoridades centrales de la UNAM, encabezadas por el rector Enrique Luis Graue Wiechers. A todas ellas expresamos nuestra gratitud.

 

DR. BENJAMÍN BARAJAS SÁNCHEZ
Ciudad de México, septiembre de 2019.

Informe de Trabajo 2018-2019

El informe de actividades del ciclo 2018-2019 es el resultado del trabajo y la suma de esfuerzos coordinados entre las diversas instancias del Colegio de Ciencias y Humanidades. En principio, se debe agradecer la colaboración y participación activa de las secretarias y secretarios de la Dirección General del CCH, también el compromiso y esmero cotidiano de los jefes de los departamentos y áreas, pues de ellos dependen muchas acciones académico-administrativas de gran valía para la buena marcha de la institución.

Desde luego, el Colegio está integrado por cinco planteles en los que descansa la labor sustancial de nuestro compromiso universitario: la docencia, y son los cuerpos directivos locales, unidos con los profesores y trabajadores administrativos, quienes están en permanente contacto con los 60,000 estudiantes para apoyarlos en su proyecto académico, el cual incluye los aspectos curriculares, de cultura básica y formación integral.

En este sentido, hemos de agradecer el compromiso y arduo trabajo de los cinco directores de los planteles: doctor Javier Consuelo Hernández, de Azcapotzalco; maestro Keshava Quintanar Cano, de Naucalpan; maestro José Cupertino Rubio Rubio, de Vallejo; licenciado Víctor Efraín Peralta Terrazas, de Oriente, y maestro Luis Aguilar Almazán, de Sur; y también debemos expresar nuestro reconocimiento a los cuerpos directivos que los apoyan, pues con gran responsabilidad llevan a cabo todas las acciones para que los jóvenes avancen en su desarrollo como bachilleres universitarios.

Asimismo, no se debe olvidar que el Colegio es una dependencia universitaria totalmente vinculada a los órganos colegiados y a las autoridades universitarias, de quienes ha recibido, en todo momento, manifestaciones de solidaridad y apoyo. En este sentido, expresamos nuestra gratitud al señor rector, Enrique Luis Graue Wiechers, y a sus secretarios: doctor Leonardo Lomelí Vanegas, Secretario General; ingeniero Leopoldo Silva Gutiérrez, Secretario Administrativo; doctor Alberto Ken Oyama Nakagawa, Secretario de Desarrollo Institucional; licenciado Raúl Arcenio Aguilar Tamayo, Secretario de Prevención, Atención y Seguridad Universitaria; doctora Mónica González Contró, abogada General, y el maestro Néstor Martínez Cristo, Director General de Comunicación Social.

Mención especial merecen los cuerpos colegiados, desde el Consejo Universitario, el Consejo Académico del Bachillerato, el Consejo Técnico del Colegio y los Consejos Académicos, pues todos ellos son garantes de la buena marcha del CCH.

Finalmente, los alumnos, profesores y trabajadores constituyen la comunidad del Colegio, misma que, unida bajo un fin común, representa la fortaleza principal de todo su proyecto educativo. Por eso les expresamos nuestra consideración más alta.

 

DR. BENJAMÍN BARAJAS SÁNCHEZ
Ciudad de México, septiembre de 2019.

INFORME DE ACTIVIDADES (Marzo-Julio de 2018)

Este informe de trabajo describe las actividades que le correspondió realizar a la presente administración, ya avanzado el ciclo escolar, durante el período marzo-julio de 2018. Un proceso en desarrollo constante como es el educativo no se puede alterar ni mucho menos detener hasta que un nuevo equipo administrativo se instale, por eso el documento da cuenta de proyectos y programas en marcha que nos tocó llevar a buen término, continuar algunos más e iniciar plenamente otros, de los cuales informaremos puntualmente al concluir el presente ciclo iniciado en agosto.

Una sociedad cada vez más informada como la nuestra demanda en todos sus ámbitos claridad, transparencia, saber qué y cómo realizan sus tareas quienes tienen la alta responsabilidad de conducir instituciones tan importantes como las educativas. En la UNAM, y particularmente en el Colegio de Ciencias y Humanidades, esta demanda ha sido atendida desde sus orígenes, pues es uno de los puntales más sólidos para sostener su autonomía: la rendición de cuentas ante su comunidad y ante la sociedad. Una comunidad informada, atenta a las acciones y aun partícipe de aquéllas que inciden en su aprendizaje, actualización y preparación, o en su situación laboral, es una comunidad armónica, que deposita su confianza y convicción en su Colegio. Estos temas aborda el presente informe.

Adicionalmente, nuestra Universidad, la UNAM, es una de las instituciones más confiables, con mejor percepción y mayor aceptación dentro de la sociedad. De ahí que el Colegio de Ciencias y Humanidades, al ser uno de sus dos grandes bachilleratos, deba estar siempre a su altura en este tema.

Por otra parte, así como los profesores evaluamos a nuestros alumnos no sólo para otorgarles un número, sino para fortalecer aquellos aprendizajes que presentan alguna dificultad, modificar los métodos de enseñanza que no dan buenos resultados, o valorar las prácticas, así también funciona un informe de actividades: es la oportunidad de reconocer lo que no estamos haciendo bien, rescatar lo que sirve e innovar lo que puede dar mejores resultados. No debemos olvidar que hoy la palabra clave en todos los ámbitos es innovar. Mejorar, hacer más eficaces los procedimientos, emplear métodos de enseñanza y contenidos de aprendizaje acordes con los nuevos tiempos y necesidades. Lograr una educación de calidad. Bien, pues éste es el mejor momento para hacerlo: el momento en que nos imponemos el sano ejercicio de rendición de cuentas.

¡Que éste sea el sentido del presente informe!

 

DR. BENJAMÍN BARAJAS SÁNCHEZ
Ciudad de México, octubre de 2018.

Proyecto de Trabajo 2018-2019

El presente Proyecto de Trabajo, para el ciclo 2018-2019, se enmarca en el Plan de Desarrollo Institucional 2015-2019 del doctor Enrique Luis Graue Wiechers, rector de la UNAM y en el Plan General de Desarrollo Institucional de la Escuela Nacional Colegio de Ciencias y Humanidades 2018-2022.

Las principales acciones que se realizarán buscan favorecer el desarrollo académico del Colegio, mediante el reforzamiento de la calidad del egreso; el impulso a la formación integral de los alumnos; el fortalecimiento de la docencia y la formación de los profesores y su estabilidad laboral; el apoyo a la aplicación y seguimiento de los programas de estudio actualizados; el refuerzo a las actividades de extensión académica y cultural; la planeación y desarrollo de la infraestructura; la conectividad y uso eficiente de los recursos informáticos y elmejoramiento del ambiente de trabajo.

En los años recientes, el Colegio ha avanzado sustancialmente en el fortalecimiento del egreso con calidad, el mejoramiento del ambiente de trabajo, la formación de profesores y el desarrollo de la infraestructura. Lo anterior ha sido posible gracias al cumplimiento y compromiso de los alumnos, profesores y trabajadores. También ha sido decisivo el apoyo de las instancias centrales de la UNAM, especialmente del rector Enrique Luis Graue Wiechers y los secretarios que comparten el trabajo y responsabilidades en su administración. Gracias a todos ellos, en el ciclo 2018-2019 esperamos consolidar las metas académicas del Colegio para que siga siendo un referente de la educación del nivel bachillerato en el país.

 

DR. BENJAMÍN BARAJAS SÁNCHEZ
Ciudad de México, septiembre de 2018.

Plan General de Desarrollo Institucional 2018-2022

El Plan General de Desarrollo Institucional que se presenta tiene como antecedente el Plan de Trabajo que se sometió a consideración de la comunidad y de la H. Junta de Gobierno ante el proceso de designación del director general del Colegio de Ciencias y Humanidades para el periodo 2018-2022. El documento se enmarca en el Plan de Desarrollo Institucional 2015-2019 del doctor Enrique Luis Graue Wiechers, rector de la Universidad Nacional Autónoma de México, y también retoma algunas aportaciones que la comunidad ha hecho sobre aspectos que inciden en la vida académica del Colegio. De esta manera, se conformó la propuesta en la que se define la Política Académica Institucional.

El Plan de Trabajo se publicó el 27 de marzo, a partir de esta fecha la página en la que se encuentra ha recibido1,766 visitas y se ha consultado y descargado 1,224 veces. Cada una de las aportaciones fue analizada y, en función de su pertinencia, se incorporó en el apartado al que correspondía.

A partir de la consulta a la comunidad, el Plan General de Desarrollo Institucional 2018-2022 del Colegio de Ciencias y Humanidades se estructura y orienta para que las diversas instancias de nuestra comunidad puedan contar con un instrumento guía que coadyuve al proceso de planeación y renovación de las prácticas académicas, administrativas, culturales y recreativas del Colegio.

En este contexto, el Plan General de Desarrollo Institucional también representa una visión de institución para los próximos cuatro años; visión que tendrá sentido en una interacción permanente en la que nos proponemos generar espacios de comunicación frecuente, donde prevalezcan el diálogo, el respeto a las diferencias, los valores y las normas universitarias, para fomentar la identidad y la convivencia entre alumnos, trabajadores y profesores en un ambiente favorable para el desarrollo de las labores sustantivas del Colegio. Estamos absolutamente conscientes de que la comunidad tiene una gran pasión por el Modelo Educativo del Colegio, pues se sabe perteneciente a una institución vanguardista e innovadora y corresponde a la Dirección General del Colegio encabezar la transformación que ella demanda.

Por último, estamos convencidos de que en el Colegio de Ciencias y Humanidades existe una comunidad que comparte las mejores causas de la Universidad. Los profesores, alumnos y trabajadores han asumido un compromiso solidario con su dependencia porque, más allá de las legítimas aspiraciones personales, hay un proyecto común que se debe defender y preservar para las generaciones futuras.

 

DR. BENJAMÍN BARAJAS SÁNCHEZ
Ciudad de México, septiembre de 2018.